¿QUÉ ES LA METODOLOGÍA OKR? - EEE
26
May 2021

¿Qué es la metodología OKR?

Escuela Europea

Para empezar, el concepto OKR proviene de John Doerr en 1999, que fue el impulsor de la metodología OKR y el responsable de que Google la implemente en su gestión. Pero, ¿qué es la metodología OKR?

Las siglas de la metodología OKR tienen el siguiente significado:

  • Objectives (Objetivos).
  • Key (Claves).
  • Results (Resultados).

Conociendo las 3 palabras principales de esta metodología, ya podemos hacernos una idea de lo que se trata y es que la metodología OKR se trata de un método de trabajo interno, que a través de la fijación de objetivos y sus resultados clave se permite la organización del trabajo empresarial, así como definir grupos de trabajo y establecer un seguimiento del proceso del personal.

Esta metodología logra que todos los miembros del equipo trabajen a través de sinergias para conseguir los objetivos en común, por lo que el trabajo en equipo y las relaciones dentro de la empresa tienen una gran importancia, de ahí que grandes empresas como Google, Amazon, Netflix o Intel empleen la metodología OKR para cumplir sus objetivos.

Cómo implementar la metodología OKR

Como ya sabrás, la metodología OKR tiene un gran potencial dentro del mundo empresarial, ya que mejora en gran medida la productividad empresarial, además esta se puede integrar en diferentes ámbitos como en el marketing digital, donde esta estrategia triunfará.

Para llevar con éxito esta estrategia antes que nada hay que saber diferenciar 2 elementos esenciales que la componen, por un lado, los objetivos y por otra parte los resultados clave. Para los objetivos bastará con preguntarte ¿Qué quiero conseguir?, y para los resultados clave ¿Cómo sé que lo he conseguido?

Una vez entendida la estructura de la metodología OKR y su funcionamiento se seguirán los siguientes pasos para su implementación:

  1. Objetivo Anual Global:

Es decir, habrá que definir cual es el objetivo principal en el periodo del ejercicio anual de la empresa, plateándote que quieres conseguir el siguiente año.

Este objetivo empresarial podríamos clasificarlo con el “objetivo principal”, ya que los demás objetivos secundarios y acciones irán enfocadas en conseguir el objetivo principal.

Es importante saber que este objetivo estará muy ligado a la misión, visión y valores de la empresa, por lo que irá acorde a estas definiciones y no se desviará mucho de su trayectoria.

  1. Objetivos:

Una vez que se ha establecido el objetivo anual global, se deberán fijar los objetivos “secundarios” que van a ser fundamentales para conseguir el objetivo principal.

Dichos objetivos deben ser SMART, así como no haber una sobrecarga de objetivos que no permitan la consecución de estos. Entre ellos deberá haber objetivos cuantitativos (que se cuantifiquen) y objetivos cualitativos (que no se cuantifiquen).

El definir los objetivos empresariales no es una tarea fácil, por lo que recomiendo que antes de empezar a fijar los objetivos sin un criterio a seguir, se comience con una lluvia de ideas (BrainStorming) y posteriormente se aplique un método de priorización.

Ejemplo: Cada miembro del equipo aportará 2 objetivos (1 cuantitativo y 1 cualitativo), donde se aplicará a todos los objetivos que salgan una prioridad del 1 al 3, escogiendo un máximo de 3 objetivos del grado 1.

  1. Resultados clave:

En este paso se definirán los resultados clave de la metodología OKR, estos te ayudarán a saber si vas en la dirección más apropiada para cumplir con tus objetivos.

Tu resultado clave deberá ser ambicioso, ya que te proporcionará tu éxito, y por lo tanto deberá contener métricas basadas en KPIs.

Esta clase de resultados deben hacer que el objetivo sea SMART y que ayuden a conseguir dicho objetivo. Además, estos resultados se puntuarán desde el 0 al 1, lo que permite clasificarlos y poder evaluarlos con éxito.

Se buscará una media de 0,7, ya que, si el resultado es muy positivo, este será poco ambicioso o si al contrario es negativo podemos clasificarlo como que no ha sido desempeñado con éxito

Ejemplo: Por cada objetivo se fijarán 3 resultados, que evaluarán al objetivo, cada uno de estos resultados tendrán una puntuación de 0 a 1, pudiendo ser de 0,7 por ejemplo.

  1. Acciones clave:

Finalmente, se asignarán acciones clave a cada resultado, por lo que dichas acciones te ayudarán a conseguir los resultados anteriores y los objetivos al mismo tiempo.

Ejemplo: Por cada resultado se fijarán 2 resultados.

Ventajas de la metodología OKR

La metodología OKR proporcionará a tu organización beneficios como:

  • Disminución de riesgo de sufrir una crisis.
  • Enfoque en la actividad esencial de la empresa.
  • Consecución de los objetivos.
  • Apuesta por el trabajo en equipo.
  • Establecer un compromiso con la consecución de objetivos.
  • Implementar indicadores que midan el proceso.

A través de metodología OKR se podrá dar seguimiento semanal a los diferentes objetivos propuestos, para así poder monitorizar dichos objetivos, logrando un nivel de organización. Todo ello con el propósito de que la empresa alcance los objetivos establecidos a través de las sinergias que la metodología OKR genera.

Esta metodología se enfoca en un objetivo para ayudar a la mejora del rendimiento empresarial, para establecer objetivos y una comunicación efectiva que permita el logro de dichos objetivos planteados.

Diferencia entre OKR y KPI

Los OKR’s se emplean para marcar objetivos con los que alcanzar una nueva situación que actualmente no tenemos, pero queremos alcanzar, a través de la fijación de objetivos, por lo que los OKR’s se utilizan para llegar hasta ese punto.

Por otra parte, tenemos a los KPI’s que se tratan de indicadores claven que tienen la función de medir el éxito y el progreso de actividades que se están ejecutando en el momento.

Ambas se tratan de metodologías diferentes, pero que entre ellas se pueden complementar para la consecución de objetivos, por lo que los KPI’s pueden servirte a al momento de definir los OKR’s.

Ejemplo: Si un KPI nos revela que un producto no es rentable, podemos implementar un OKR que ayude a aumentar la rentabilidad de ese producto.

El capital humano cobra una gran relevancia dentro de cualquier organización, para poder contar con sinergias de trabajo, será necesario implementar metodología como la OKR para que los empleados consigan el enfoque en los objetivos marcados.

Por lo que la metodología OKR te permitirá definir tanto los objetivos comunes como establecer mediciones del progreso a través de los resultados, definiendo las estrategias más adecuadas que le proporcionen el éxito empresarial.

Imagen Promocional