La frustración del estudiante en línea. ¿Qué lo causa y cómo prevenirla?
05
Ago 2021

La frustración del estudiante en línea. ¿Qué lo causa y cómo prevenirla?

Escuela Europea

El panorama mundial actual y los avances que se han introducido en el ámbito educativo desde que se incorporaron las TICs han hecho evidentes las numerosas ventajas de la formación online. En la modalidad e-learning, además de estudiar online, se fomentan las destrezas y actitudes autónomas del estudiante siendo guiado en todo momento por el docente. Pero esto también puede generar en el alumno un rechazo o dificultades si los cursos online y los profesores no lo orientan de la manera adecuada.

Causas de la frustración del estudiante en línea

Es muy importante saber anticiparse a las acciones que puedan originar agobio y desilusionar al estudiante en línea. Las frustraciones son una clara señal de que algo no se está realizando adecuadamente y de que los alumnos no van a poder sacar partido a todas las ventajas de los cursos online. Para asegurar que las experiencias de estudiar online son satisfactorias, hay que identificar las acciones y carencias de los diferentes agentes que intervienen;

Causadas por el estudiante online. Engloban dedicar tiempo insuficiente a la formación y al contenido, no informarse sobre el curso antes de matricularse y tener falsas expectativas, no implicarse en las actividades colaborativas que le permiten estudiar online con otras personas y desconocer los canales de ayuda que se disponen para cada perfil del alumno online.

Causadas por los docentes. A pesar de su función principal de orientación, puede influir de manera contraria si carece de la capacitación adecuada sobre cómo estudiar una carrera online o cómo estudiar un curso online. Además, influye su presencia en el aula virtual dando apoyo, la respuesta y resolución de dudas a los estudiantes, la claridad en sus indicaciones, la cercanía y el fomento de la interacción entre compañeros para la colaboración.

Causadas por la institución. Puede causar la frustración del estudiante virtual si no le facilita la asistencia técnica correspondiente y un buen soporte de ayuda para las ocasiones en las que sea necesario. Así mismo, afecta la orientación inicial al alumno con las claves esenciales del curso, ofrecer expectativas reales respecto a este, los trámites para realizar la matriculación, la estructura organizada del curso y conocer la situación de la que parten los estudiantes.

¿Cómo evitar la frustración del estudiante en línea?

Como profesionales de la formación online y especialistas en la modalidad de aprendizaje e-learning, conocemos todas las claves para que el estudiante online disfrute de las ventajas que le ofrece el poder ampliar sus conocimientos a distancia, sin necesidad de presencia física en escuelas, academias o centros educativos.

Como estudiante, las medidas más adecuadas para evitar la frustración abarcan la preparación en línea, la gestión del tiempo, el desempeño y las expectativas. Hay que ser consciente del tiempo de dedicación que requiere el curso y comprobar que se tiene la disponibilidad necesaria, puesto que compaginar cursos y trabajos para estudiantes online conlleva realizar ajustes en la organización de la agenda personal. En las expectativas debe reflejar el desempeño y los conocimientos previos online que se requieren, localizando la documentación, el material y los recursos disponibles para el aprendizaje. Se hace así de vital relevancia conocer el proceso para solicitar ayuda a la institución, al docente o al resto de compañeros, fomentando el aprendizaje colaborativo donde se participe activamente con los compañeros por las herramientas de comunicación que se facilitan en el curso.

Como docente, las medidas más adecuadas incluyen formarse como docente en línea y haber realizado algunos de los cursos online para conocer la metodología online y detectar posibles mejoras. Con ello podrá ayudar a los alumnos a implementar estrategias y adquirir las destrezas adecuadas para estudiar online.

También es importante diseñar y especificar claramente en el aula virtual la carga lectiva y la evaluación que se va a realizar para que el estudiante sepa en todo momento qué se espera de él. A través de este mismo espacio se hará saber el margen de tiempo de respuesta para dudas y así mantenerse cercano, accesible y empático con los alumnos online. Además, será labor del docente fomentar la interacción entre la comunidad online a través del aula.

Finalmente, como institución se debe coordinar y supervisar todas estas medidas para garantizar el funcionamiento correcto de los cursos online. Si por parte de la organización se ofrece la información inicial completa a los alumnos en línea, las expectativas de estos se corresponderán con el curso y se fomentará una buena orientación académica con trámites administrativos claros. Con ello se consolida la confianza de docentes y estudiantes con la institución, garantizando la resolución de posibles incidencias en el aula, facilitando los materiales y recursos necesarios.

El compromiso de la Escuela Europea de Empresas con el aprendizaje flexible en las distintas áreas de conocimiento y la especialización en formación online de los docentes que imparten los cursos, garantizan que se llevan a cabo todas las acciones para prevenir las causas indicadas y se vela porque todos los alumnos disfruten de las ventajas de los cursos online. Consulta nuestras áreas formativas y elige el curso que mejor se adapte a tu sector.

Imagen Promocional