Coaching en la dirección de Recursos Humanos
20
Nov 2020

Coaching en la dirección de Recursos Humanos

Escuela Europea

La palabra coaching proviene del verbo “To coach” que significa entrenar y en su origen se la relacionó con el ámbito deportivo. En su traslación al castellano la usamos para referirnos al acompañamiento, instrucción o entrenamiento de una persona o de un grupo, con el objetivo final de cumplir retos o desarrollar unas habilidades concretas. Para desarrollar estas habilidades o cumplir los objetivos, cada coach o instructor puede aplicar técnicas de coaching en ámbitos tan diversos como el personal, educativo, deportivo, grupal, empresarial y un amplio etcétera. Hay tantas posibles aplicaciones del coaching como necesidades haya de alcanzar objetivos.

El coaching es una forma de crecimiento tanto personal como profesional que nos ayuda a mejorar y perfeccionar nuestras aptitudes. En el mundo empresarial actualmente está muy extendido. Utilizan estas técnicas de desarrollo personal y profesional grandes empresas como Siemens o Nestlé, pymes e incluso se usan en política o en el ámbito deportivo.

En el ámbito de la dirección de Recursos Humanos, es una herramienta esencial para identificar las fortalezas de un profesional y de un grupo de profesionales, tomar conciencia de las debilidades y desarrollar un plan de acción que nos permita alcanzar objetivos específicos.

Técnicas de coaching en la dirección de Recursos Humanos

Varias son las técnicas de coaching que se suelen usar en Recursos Humanos. Muchas de ellas son técnicas que se aplican en psicología como las dinámicas de grupo, los juegos de rol, etc. Pero la técnica por excelencia que diferencia al coaching de otras disciplinas es la técnica de las preguntas. Basa su potencia en la realización de preguntas poderosas tanto a nivel individual como grupal. Se comienza analizando el punto desde el que se parte y se proyectan los objetivos que se desea alcanzar, maximizando los valores y oportunidades y minimizando las creencias limitantes y las amenazas que podamos encontrar. En este proceso es fundamental la labor del coach que guiará todo el proceso incidiendo en aquellos aspectos que considere relevantes para alcanzar los objetivos propuestos. Un buen coach debe:

• Saber escuchar activamente.
• Analizar y no juzgar.
• Generar empatía y conexión grupal.
• Sintetizar las respuestas y articularlas hasta alcanzar el consenso del grupo.
• Creer en las capacidades y potencialidades de cada persona.
• Acompañar en todo momento durante el proceso.
• Estimular para salir de la zona de confort.

Ventajas de utilizar coaching en la dirección de Recursos Humanos

Las ventajas que aporta a una empresa el uso del coaching en la dirección de Recursos Humanos son altamente valoradas. Entre otras destacamos:

• Formación de equipos humanos de alto rendimiento.
• Facilitar la comunicación entre grupos diversos.
• Promover la innovación, la creatividad y la autonomía personal.
• Ayudar a fomentar un clima de trabajo distendido y participativo.
• Inspirar para desarrollar una visión y unos objetivos comunes.
• Apoyar el nacimiento de nuevas habilidades y competencias.
• Facilitar la adaptación en los procesos de cambio.

Son muchas las ventajas que nos aporta el coaching en el mundo empresarial y más concretamente en la dirección de Recursos Humanos. Un equipo humano cohesionado, que conoce sus puntos fuertes y sus debilidades y que reme en la misma dirección, puede hacer que una empresa destaque entre sus competidoras y alcance niveles de productividad y excelencia mayores de los previstos. Por eso, porque sabemos que es posible alcanzar la excelencia, en la Escuela Europea de Empresa ofrecemos este curso para ser especialista en coaching profesional. 

Imagen Promocional