Técnicas de toma y preparación de la muestra - eee
14
Ene 2022

Técnicas de toma y preparación de la muestra

Escuela Europea

Preparar un estudio microbiológico puede ser una ardua tarea, todavía más complicada si se dejan de lado aspectos clave. En este artículo trataremos el conjunto de acciones para la toma y preparación de muestras en el ámbito del análisis microbiológico que facilitan este proceso

Es imprescindible aplicar las técnicas adecuadas durante la selección, toma y preparación de las muestras. También hay que tener en cuenta su transporte y conservación. A continuación vamos a diferenciar entre ambas técnicas, tanto de toma de muestras como de preparación.

Técnicas de toma de muestras

  • Toma de muestras en alimentos envasados. Con el objetivo de que sea representativa del lote, la muestra es seleccionada de manera aleatoria, asignándole un número y realizando un sorteo al azar.
  • Toma de muestras de productos envasados a granel. En este caso, se recolectan muestras tanto de la profundidad como de las zonas aireadas del sólido.
  • Toma de muestras de agua y líquidos. En este caso dejaremos fluir el líquido durante un lapso de tiempo antes de recoger la muestra. Será introducida en un recipiente estéril.
  • Toma de muestras de productos sólidos. Las muestras se recogen en varias zonas con cuchillos, taladros y sierras esterilizadas. Al igual que en líquidos, la muestra se guarda en un recipiente estéril.

Preparación de la muestra

Las muestras recibidas pueden ser cultivadas o sometidas a diversas pruebas de identificación en el laboratorio, antes de estar listas para ser manipuladas. Podemos dividir este proceso de preparación de las muestras en dos facetas:

  • Muestras sólidas y pastosas. En este caso, la muestra debe licuarse para que pueda ser tratada e investigada. El procedimiento es el siguiente:
    • Separación de la muestra analítica. La muestra debe ser lo suficientemente grande como para que sea representativa.
    • Peso de la muestra. Se realiza en condiciones estériles. Hay dos vías que se deben de seguir:
      • Añadir cantidad exacta de muestra y el diluyente correspondiente (calculado previamente o con dilútor).
      • Añadir la cantidad más aleatoria y medir el diluyente (habitualmente en proporción 1:10)  necesario en una probeta aséptica
    • Diluyente. Este líquido no debe cambiar las cantidades cualitativas y cuantitativas en la microbiota de la muestra.
    • Homogeneización de la muestra. Evitaremos la destrucción de los gérmenes por rotura de su membrana o por calentamiento excesivo. Para ello contamos con un instrumental muy especializado compuesto por:
      • Homogeneizadores de jarra.
      • Homogeneizadores de vástago con hélice.
      • Homogeneizadores de paletas.
  • Muestras con una carga bacteriana muy elevada. Es necesario diluir la muestra en mayor proporción. El procedimiento de dilución dependerá de los fines que se persiguen.

Un análisis microbiológico en la toma y preparación de muestras es clave para evitar posibles infecciones alimentarias. En la Escuela Europea de Empresas contamos con un proceso de aprendizaje flexible y especializado formando a futuros investigadores y profesionales dentro del sector alimentario. Consulta nuestras áreas formativas y elige el curso que mejor se adapte a las necesidades de tu organización o personales.