Control de calidad en el laboratorio - EEE
13
Sep 2021

Control de calidad en el laboratorio

Escuela Europea

El control de calidad en el laboratorio alimentario es un método indispensable para mantener bajo control los procesos, actuar sobre las posibles deficiencias detectadas y asegurar la precisión de los resultados. Este componente de la gestión de procesos está diseñado como medida de precisión con el objetivo principal de potenciar la calidad y fiabilidad en todos los procedimientos, verificando resultados invariables en el tiempo o en diversas condiciones operativas, para compararlos con los estándares.

Para proporcionar esta confianza al laboratorio y una eficiencia diagnóstica máxima, la optimización del control de calidad se realiza en pasos aplicados a cada fase del proceso analítico empleando los materiales de control más adecuados.

Optimización del control de calidad en el laboratorio

Para seguir un control de calidad apropiado en el laboratorio alimentarioes necesario que el personal realice el monitoreo de las operaciones y mediciones con periodicidad mensual o trimestral. Además es importante tener en cuenta que, en el caso de los laboratorios acreditados, la norma ISO/IEC 17025 establece que se deben evaluar las necesidades del usuario antes de llevar a cabo cualquier análisis. 

El sistema más utilizado para implantar y optimizar el plan de gestión de calidad continuo es el ciclo de Deming o ciclo PHVA, que toma sus siglas de los cuatro principios y etapas indispensables a aplicar en el control antes de tomar decisiones;

  • Planear. Esta primera etapa es la más influyente, puesto que es donde se identifican problemas o actividades a mejorar, se planifican los objetivos a alcanzar con el control de calidad y los indicadores de control junto con las herramientas y métodos a emplear.
  • Hacer. Se ejecuta lo determinado en el plan de gestión, los procedimientos para las pruebas del laboratorio y las políticas establecidas. Esta fase incluye introducir modificaciones si los resultados no fueran positivos o se detectarán errores que afectan a la precisión y exactitud. Además, es esencial formar a los trabajadores para que apliquen las soluciones generadas.
  • Verificar. Implica el control de la calidad de los procesos para comprobar si las mejoras establecidas y los KPIs seleccionados han alcanzado los objetivos, controlando las causas críticas de los productos o equipos.
  • Actuar. En esta última fase se toman decisiones relacionadas con el aprendizaje obtenido durante el ciclo. Entre ellas se analiza si la aceptabilidad de la producción fue óptima o si, por el contrario, han surgido errores, junto con las acciones correctivas tomadas para la mejora de la calidad. Finalmente habrá que comprobar la estabilidad de los métodos y si requieren ser testados con mayor o menor frecuencia.

El ciclo de Deming está pensado de tal manera que al finalizar la última etapa se comience nuevamente el proceso, asegurando la calidad en un entorno con cambios constantes en los productos y procesos.

Para obtener los mejores resultados en el ciclo y un óptimo control de calidad en el laboratorio, se debe formar a los trabajadores acerca de las políticas y procedimientos, así como asignar responsables para la supervisión. Seleccionar un buen material de control de calidad y establecer los intervalos para comprobar el mismo también esindispensable.

Materiales usados en el control de calidad en el laboratorio

Es importante no confundir los materiales de control con los calibradores, siendo estos últimos las disoluciones empleadas para calibrar instrumentos o sistemas antes de realizar cualquier análisis. Estos son facilitados normalmente por los fabricantes de los instrumentos, mientras que los materiales de control pueden realizarse en el mismo laboratorio o adquirirse de otro laboratorio central o subcontratista.

Es importante distinguir si los materiales están validados o no para verificar el valor con métodos propios o establecer el deseado para el análisis. Los más adecuados para el control de calidad deben cumplir una serie de requisitos;

  • Debe asemejarse a las muestras naturales alimentarias adecuadas para cada técnica y no contener agentes causantes de enfermedades infecciosas.
  • Tiene que facilitar la información de las concentraciones del compuesto en cuestión y estar empaquetado correctamente para su almacenamiento y distribución.
  • Debe ser estable en el tiempo sin condiciones especiales de conservación, ya sean materiales congelados, liofilizados o conservados con productos químicos.

A la hora de seleccionar los materiales del control de calidad, elegiremos valores dentro del intervalo de importancia médica. Igualmente hay que recordar que al manipularlos deben seguirse precauciones establecidas de manera universal, por lo que contar con profesionales formados en la norma ISO 17025 es indispensable.

En la Escuela Europea de Empresas contamos con una amplia propuesta formativa entre la que encontrarás el mejor curso para que los profesionales del ámbito de los laboratorios o quienes quieran orientarse hacia él puedan realizar la implantación técnica de la  norma ISO 17025. Además podrás solicitar a FUNDAE la bonificación del 100% del curso si eres una empresa.Contacta con nosotros y consulta todas tus dudas sobre los cursos que impartimos y los descuentos a los que puedes optar si eres estudiante o desempleado.